¿Cuál es tu especialidad dentro de Flow?

Soy Service Designer y Project Manager dentro del área de Leading Retail.

Como Project Manager me encargo de la interlocución con el cliente, la planificación del proyecto y la coordinación del equipo encargado de su desarrollo, para que éste cumpla con los objetivos en el tiempo y plazo acordado.

Como Service Designer participo tanto en la investigación con usuarios, como en la facilitación de talleres de co-creación, definición de la experiencia y diseño de los soportes de la misma.

¿Qué te inspiró a dedicarte a lo que te dedicas?

Siempre he sentido un especial interés por entender el funcionamiento del mundo y a las personas, así como un impulso creativo que canalizaba a través del dibujo principalmente.

Una vez descubrí que a través del diseño podría entender las necesidades, las limitaciones, los requisitos… y finalmente crear las soluciones más adecuadas, era cuestión de tiempo que acabase haciendo lo que hago.

¿Cuánto tiempo llevas en esto?

Llevo casi ocho años dedicándome profesionalmente al diseño de servicios, en los que he ayudado a todo tipo de empresas desde la consultoría estratégica hasta el diseño e implementación de nuevas soluciones orientadas a sus clientes. Durante este tiempo he tenido la oportunidad de colaborar y aprender con otros profesionales desarrollando tanto iniciativas propias (en las que parece que hayamos vivido dos vidas) como proyectos de terceros.

Desde hace algo más de cuatro años compatibilizo mi labor profesional con la académica y divulgativa, habiendo sido dinamizador y profesor de diseño en Mondragon Unibertsitatea, ponente en diversos eventos y miembro activo de EIDE (Asociación del Diseño Vasco).

¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo?

Lo que más me gusta del diseño en general, es que pone el foco en las personas, más allá de trabajar la técnica y la creatividad. Los diseñadores no estamos aquí para hacer un ejercicio de virtuosismo o de pura expresión, sino para aportar soluciones a problemas o necesidades de las personas, aportando la mejor experiencia posible.

Todos los proyectos que se desarrollan en Flow tienen en cuenta esto, siendo la experiencia de las personas y sus necesidades la base para todo el diseño posterior. A mi particularmente me encanta la fase inicial de los proyectos, en la que estamos tratando de entender a esas personas a través de la investigación y traducir los hallazgos que descubrimos en criterios de diseño.

Desde que trabajo como PM he descubierto una nueva faceta que me gusta cada día más, en la que hay que estar muy atento ya no solo a la realidad de clientes, consumidores o usuarios, sino también a la del propio equipo de diseño.

¿Cómo conociste a la gente de Flow?

Conocí a Jesus y Dani hace unos años gracias a Diego Rodríguez, que organizó un máster colaborativo en el que varios profesionales compartíamos nuestro conocimiento con los demás. Desde entonces fuimos coincidiendo en varios momentos, eventos…hasta que un día llegó la oportunidad de trabajar juntos y decidimos echarnos a la piscina.

Curiosamente, fui una de las primeras personas que les habló de diseño de servicios y ahora forma parte del ADN del estudio con el que más he acabado trabajando ¡Lo que es la vida!

¿Qué crees que experimentarás aquí?

Desde el primer día me encontré con un equipo humano muy potente y solidario, con el que se puede llevar adelante cualquier proyecto por complejo que sea.

Hay una sensación de responsabilidad y compromiso compartido por todos, que facilita enormemente el trabajo en equipo y permite afrontar nuevos retos con confianza.

¿Hacia dónde te gustaría que Flow se dirigiera?

Me gustaría que Flow siguiese la progresión de los últimos años, alcanzando proyectos cada vez más interesantes y complejos manteniendo el mismo espíritu crítico centrado en las personas.
Personalmente me encantaría empezar a trabajar en algún proyecto internacional.

¿Dónde te ves en ese escenario?

Donde mejor pueda ayudar a hacerlo posible. Si por algo he desatacado en este tiempo, ha sido por mi capacidad de adaptación y aprendizaje, así que estaré listo para ponerme las pilas con los retos que vengan por delante. ¡Eso sí, siempre con ilusión y buen humor!

Leave a Reply

*