Cómo y por qué crear un punto de venta directo para tu marca

Cómo y por qué crear un punto de venta propio para tu marca

Una marca tiene infinidad de touchpoints. Controlar el mayor número posible de ellos es fundamental para asegurar que su mensaje y sus valores llegan hasta los públicos clave y especialmente, hasta el consumidor final.

Sin embargo, se da una paradoja: muchas marcas tienen una estrategia muy detallada para su presencia en televisión o en redes sociales pero esa exhaustividad decae ante los elementos de PLV (que a veces no son efectivos ni buscan una metodología eficaz como las 4 C’S) y a veces es inexistente cuando hablamos de la estrategia de retail o de tiendas propias de la marca.

Tiendas pop up para reconectar con el consumidor

También se podría decir que el control del retail no es la tarea de la marca. Si fabricas cereales, dedícate a eso y no a venderlos. Pero la estrategia que está dando resultados ahora mismo es justamente la contraria. Grandes marcas como Kellog’s están abriendo espacios propios en los que sumarse a tendencias del momento, como los cereal cafés. A través de estas tiendas y bares llegan directamente a públicos más exigentes, como los millenials, pero también pueden ofrecer una experiencia de marca mucho más trabajada que en los supermercados porque la marca pasa a controlar todos los aspectos del retail que normalmente quedan en manos del distribuidor.

En marcas de alimentación, la retailización permite controlar la cadena de suministro a la perfección y garantizar unas condiciones óptimas del producto que el cliente se lleva a casa o consume in situ. Incluso permiten ofrecer una experiencia mucho más premium como en el caso de Magnum que abrió una tienda pop up en el centro de París cobrando versiones gourmet de sus helados a 5€.

Hay una buena cantidad de ejemplos de tiendas pop-up tanto en food retail como en otros sectores. Y centrándonos exclusivamente en alimentación y bebidas, también existen muchas ideas de pop-up bars que proponen nuevas formas de comunicarse con los consumidores a través de experiencias.

Las marcas y la oportunidad de innovar desde el retail

Además, las marcas de todos los sectores, pueden liderar la innovación desde sus espacios físicos como ha hecho Hawkers, que ha eliminado el pago en efectivo y gamifica la obtención de descuentos en su tienda de Madrid a través de videojuegos.

La tienda Hawkers en Madrid

La tecnología permite destacar y diferenciar los touchpoints haciéndolos únicos y facilitando la interactuación del consumidor, con lo que es un activo por el que la marca puede y debe apostar para mejorar su experiencia. Un retailer más generalista no suele arriesgar tanto porque tiene un lineal mucho más amplio y complejo que necesita soluciones generalistas pero en la marca hay un mundo de oportunidades creativas.

Una tienda propia: infinitas posibilidades para la marca

Que una marca tenga una o varias tiendas propias permite desarrollar sus productos más allá del supermercado. Por ejemplo, las Yogurterías Danone venden mucho más que yogures y también permite que la marca se expanda hacia sectores afines como los eventos musicales o la gastronomía, como es el caso de la Fábrica Moritz en Barcelona. Fuera del sector del food retail, este ejemplo de Ikea y Nintendo es un magnífico ejemplo de venta cruzada.

La retailización: un proceso decisivo para las marcas

En Flow nos encanta ayudar a las marcas en las estrategias de retail y en sus procesos de retailización. Hoy hablaremos de food retail y de puntos de venta innovadores para las marcas en la Flow Retail Session que celebraremos en Bilbao y además, tenemos una buena noticia. ¡Aún estás a tiempo de apuntarte antes de las 9:30! Y si no puedes venir, sigue el evento en Twitter con el hashtag #FlowRetailSessions.