Cercanía y accesibilidad en la compra de alimentación

Los lineales de los supermercados están repletos de productos con ingredientes procedentes de otros países o cuya producción ha sido realizada en el extranjero. Tanto es así que, en una acción de guerrilla contra la xenofobia que implicaba vaciar sus estanterías de productos extranjeros, un supermercado Edeka se quedó prácticamente vacío.

Efectivamente, la globalización acorta las distancias y el e-commerce nos permite acceder a alimentos de todas partes sin complicaciones. Sin embargo, toda tendencia tiene su contratendencia y por eso hoy estamos hablando de la importancia de la proximidad en la compra de alimentación y de cómo es importante incorporarla en la estrategia de retail.

¿Por qué apostar por la cercanía y la accesibilidad del food retail?

En el mercado de alimentación gobiernan dos fuerzas no necesariamente opuestas: la necesidad de inmediatez (nada nos corre tanta prisa como la cena de hoy) y la búsqueda de calidad en los productos que consumimos. Estas particularidades hacen que en este sector el brick and mortar tenga muchas posibilidades de mantenerse fuerte frente al e-commerce tal y como comprobamos en nuestro proyecto de diseño de modelo de tienda para Basque Label Harategiak. En este caso, el carnicero aportaba tanto valor a la experiencia de compra como el propio producto.

Además del factor humano como ejemplo de cercanía por antonomasia, la proximidad también es un activo logístico de primer orden que permite plantar cara al comercio electrónico. De hecho, Walmart, el gigante del retail norteamericano, ha conseguido aumentar un 63% sus ventas online haciendo valer su potente distribución y su cobertura de todo el territorio norteamericano. Sí, las tiendas físicas son importantes y lo seguirán siendo.

Razones para apostar por productos de proximidad en el retail

Junto a la apuesta por las entregas rápidas y a la de la proximidad física de las tiendas, la búsqueda de productos de proximidad es una tendencia firme que crece junto a los consumidores conscienciados hasta el punto de que cadenas de supermercados como Dia apuestan por ello con un 94% de sus productos procedentes de proveedores locales, como también lo hace un potente movimiento slow food a nivel de restauración. El consumo de proximidad repercute en una menor huella de carbono, en la economía local y además, facilita la trazabilidad y permite que estos valores puedan incorporarse a la tienda y al producto como argumento de venta.

La proximidad también es tener un chef en casa

Tanto si queremos comer algo en casa como prepararlo nosotros mismos, existen multitud de soluciones que combinan retail y e-commerce para traernos platos o ingredientes de mucha calidad en plazos realmente ajustados. Igual que Deliveroo y otras startups llevan comida de restaurantes hasta nuestro domicilio, Blue Apron manda kits de cocina por suscripción para que terminemos preparando nuestra comida sana en casa. Este último sector debe resultar especialmente tentador porque Amazon está interesado en él lo que ha hecho que cunda el pánico en Blue Apron.

Por cierto que, precisamente para plantar cara a Amazon, Walmart ya explora el envío a casa de pedidos mediante Uber en una fórmula parecida a la de UberEATS en España.

Grocerants: alimentos preparados para comer en casa o in situ

Si la comodidad y la cercanía geográfica son el gran argumento para comprar en un establecimiento o en otro, la aparición de servicios como Deliberry, que permiten mandar a alguien a por la compra, son un movimiento previsible, igual que lo es la aparición de cada vez más alimentos frescos preparados en take aways y supermercados.

Así es: la proximidad y la accesibilidad busca facilitar la vida a los clientes y por eso han surgido los grocerants, una tendencia que aquí conocemos desde hace tiempo con los Nostrum pero también gracias a muchos supermercados, en los que el lineal de platos para calentar y comer se amplía día tras día. A la vez, la comida preparada tiene la virtud de aumentar el tiempo de permanencia en tiendas que la ofrecen junto a otros productos y servicios. Sin embargo, en este modelo de comida preparada, el ingrediente clave es la cercanía geográfica pues casi siempre buscamos algo para cenar en casa o comer en el trabajo lo buscamos cerca.

La cercanía entendida como facilidad en el retail

Cualquier negocio, sea retail o e-commerce, trata de solucionar un problema y, por tanto, de facilitar la vida de sus clientes. La cercanía geográfica de los productos y comercios simplifica decisiones de compra complejas y ayuda a los consumidores a llevar un estilo de vida más sencillo a la par que más respetuoso con la sociedad y el medio ambiente.

Nuevas tendencias en food retail

¿Quieres aprender más sobre retail y alimentación? A finales de mes realizaremos una Flow Retail Session para descubrir todas las posibilidades de mejora e innovación en espacios comerciales de alimentación. Síguenos en nuestras redes sociales (Facebook, Twitter y LinkedIn) o suscríbete a nuestra newsletter para estar al día.