5 nuevas tendencias del retail que ayudan a rentabilizar la farmacia

A la hora de pensar en la farmacia del futuro, merece la pena detenerse en cuáles son las tendencias actuales en el mundo del retail y estudiar cómo podemos adaptar estas tendencias al mundo de la farmacia, creando farmacias rentables y orientadas a las demandas de sus clientes.

Repasamos 5 de estas tendencias que entendemos que son especialmente relevantes para la farmacia:

 

1. La salud y el bienestar son tendencias globales de consumo

El retail cada vez puede sacar más provecho del creciente interés de los consumidores por la salud y el bienestar. Este interés se enfoca hacia productos de alimentación, belleza, hogar, moda y tecnología.

Esta tendencia puede resultar una amenaza para la farmacia si el cliente empieza a mirar a otros retailers como los mejores proveedores de productos asociados a la salud y el bienestar, pero debe ser una oportunidad para las farmacias, que parten con ventaja de cara al consumidor como referentes profesionales en el sector de la salud. Una oferta personalizada e integral de productos y servicios alrededor de la salud y el bienestar debe ser el punto central de la farmacia del futuro.

Farmacias_Flow_04

2. El cliente busca experiencias, no productos

Nos movemos en un mercado cada vez más competitivo, en el que la diferenciación por producto y precio es cada vez más difícil. El cliente hace tiempo que ya no valora solo el componente transaccional de su compra, y busca experiencias valiosas a cambio de su tiempo y dinero.

La cercanía y el conocimiento directo que tiene (o debería tener) el farmacéutico de su cliente, es un punto de partida inmejorable para repensar su farmacia como un lugar en el que se integren sus productos y servicios dentro de una experiencia memorable desde el punto de vista del cliente. Esta percepción de la experiencia de compra como algo valioso para el cliente es directamente proporcional a la fidelidad del mismo hacia la farmacia y, por tanto, para la rentabilidad del negocio.

Farmacias_Flow_02

3. La compra empieza desde casa (o desde el móvil)

Cada vez es más común que cuando un consumidor quiere acercarse a un establecimiento para comprar, quiera asegurarse previamente que encontrará el producto que está buscando o incluso que puede reservarlo o comprarlo online y luego recogerlo en la tienda.

El cliente de farmacia generalmente acude a cubrir una necesidad concreta. Si somos capaces de asegurar la disponibilidad del producto prescrito, aseguraremos que venga a nuestra farmacia, optimizaremos nuestro stock y aumentaremos las posibilidades de ventas cruzadas.

Farmacias_Flow_06

4. Se puede comprar (y pagar) en cualquier parte de la tienda

La implantación de sistemas móviles para su uso no sólo fuera de la tienda sino como un potenciador de la experiencia del cliente en la tienda física. Cada vez es más fácil además integrar el pago mediante smartphones o pantallas para uso de los clientes solos o asistidos por el personal de tienda. Esto puede suponer la muerte de las colas, uno de los elementos más peligrosos a la hora de disuadir a un cliente con poco tiempo de permanecer en nuestra tienda.

Si el cliente se acostumbra a comprar y pagar así en el resto de sectores y canales, no tardará en demandarlo también en la farmacia, sobre todo en productos de parafarmacia. Los productos de prescripción quedan fuera de momento, pero no estaría mal estar preparados por si el gobierno de turno cambia las reglas del juego.

Farmacia_Flow_03

5. La tecnología para retail ha llegado al pequeño comercio

Muchos de los dispositivos y soluciones tecnológicas que hasta hace poco tiempo estaban al alcance solamente de las grandes empresas de retail han llegado para quedarse al pequeño comercio.

El uso de RFID o beacons  facilita la trazabilidad de los productos tanto en almacén como en tienda y el análisis del comportamiento del cliente en cada una de las zonas de la tienda. Desde el punto de vista del cliente, permiten una experiencia más rica y personalizada.

La farmacia puede servirse de estas tecnologías para mejorar la experiencia de sus clientes afinando los procesos de venta consultiva. Mejorando además sus procesos de almacenamiento y exposición de producto y conociendo cómo es la circulación de sus clientes dentro de la farmacia puede aumentar la rentabilidad del negocio aumentando las ventas, especialmente en los productos de mayor ticket medio y/o mayor margen.

Farmacias_Flow_07

 

Para mejorar su propuesta de valor y ser más competitiva, la farmacia debe mirar más allá de lo que sucede en su sector, adaptando su oferta a las nuevas demandas de sus clientes y aprovechando la experiencia exitosa de empresas de otros sectores.

 

 

Todas las imágenes que aparecen en esta entrada corresponden a espacios de salud creados por Flow